Gareth Bale se luce en el entrenamiento del Real Madrid con un golazo de tacón