Gameiro jugó 90 minutos y demostró porqué varios equipos lo quieren en sus filas