Gabi pasa por el quirófano para colocarle una placa y tornillos en la mano derecha