Fútbol, poesía y ópera