El Frente volvió a liarla antes del partido ante el Leverkusen: cargas a caballo y tres heridos