Francia toma medidas contra los hooligans: cárcel y dos años sin poder entrar en el país