Fran Escribá: "Nos dicen que después de un rebote la mano no existe"