Florín marcó a los 10 segundos para el Córdoba el cuarto gol más rápido de la Liga