Flores, camisetas y velas en el altar improvisado en el estadio del Chapecoense