Florentino aplaza la conversación con Sergio Ramos y no le dice que no le vaya a vender