Florentino y Ancelotti hablaron cuatro minutos en el vestuario tras caer ante el Schalke