Fin a un ciclo de 12 años del Getafe: rabia, impotencia y lágrimas en el Villamarín