Filipe Luis y Lucas Hernández reciben el alta y podrán jugar contra el Barcelona