Las sonrisas de Fernando Llorente al ser insultado en su regreso a Bilbao