Fernando Torres tiene que parar cuando estaba en su mejor momento del curso