La Federación alemana eliminó archivos tras el escándalo del Mundial 2006