La Federación Italiana ve injusto que se puedan quedar fuera del Mundial pese a sus cuatro títulos