Falcao, el hombre de moda