FIFPro afirma que las cláusulas de fichajes como el de Neymar son "anticompetitivas e ilegales"