La FIFA podría sustituir la Copa Confederaciones por una nueva competición de clubes