La FIFA permitirá tiempos muertos en partidos por encima de los 32 grados