La FIFA confirma que no hay fuera de juego en el penalti que el árbitro vio en pantalla