La FIFA asegura que los vídeos no se usarán para los fuera de juego