El FC Barcelona lamenta la confusión y asegura que no impedirá el acceso a los medios de comunicación