Courtois y Muniain, dos talentos con un único objetivo