Euforia entre la afición madridista: ven la Liga y la Champions muy cerca