España firma su sexta fase de clasificación mundialista consecutiva sin perder