Emotiva despedida entre Neto, el último superviviente, y el policía que le rescató