Emery se lleva a Barcelona a toda la plantilla, incluidos Motta, Di María y Rabiot