Villarreal, Las Palmas, Dortmund y… ¿el Eibar? Los vascos meditan jugar de amarillo