Doña Carmen devuelve la mitad del dinero al Rayo y el club ayuda a los hijos de Wilfred