Djukic sigue en la cuerda floja pese a aprobar el examen ante el Swansea