Digne intenta regalar dos balones a los aficionados pero… no llega a la grada