Diego Costa despertó con España casi dos años después: dos goles de cabeza