Deulofeu saca el guante y le pone un balón medido a Munir para hacer el primero