Desesperación e indignación de la afición culé en Las Palmas