Nos infiltramos en la reventa para el Clásico