¿Demasiadas protestas en el Barça-Atleti? Un partido donde se corta la tensión