Dejadez y falta de concentración en una primera parte del Real Madrid para olvidar