Dani Güiza marcó el gol del ascenso de Cádiz a Segunda seis años después