Crónica del UD Las Palmas - FC Barcelona, 1-4