(Crónica) El Liverpool gana y aprieta la parte alta