Crónica del Brasil-Ecuador, 2-0