Crónica del Athletic Club - APOEL, 3-2