Crónica del Arsenal - Bayern de Múnich, 1-5