Cristiano, dos intentos de Panenka y dos fallos: Messi, uno y una obra de arte