Cristiano Ronaldo tan solo tocó 28 veces el balón en el último partido del Madrid