Cristiano, una jugada polémica cada 486 minutos que podría haber acabado en roja