Cristiano Ronaldo acabó con la 'cara partida' su partido ante el Levante