Cristiano tira su sudadera a Marcelo y ¡el brasileño la coge como si fuera un trofeo!"